Dirección de explotaciones agrarias

La Administración de Fincas Rusticas tiene gran importancia de cara al propietario de la explotación agraria, ya que así es como la entendemos, como una empresa de carácter agrario y como tal ha de ser gestionada desde un punto de vista Económico - Financiero.

Asesoramos toda la gestión agrícola de su explotación desde el conocimiento del suelo de su finca hasta la recolección de su cosecha, llevando un exhaustivo seguimiento del cultivo, técnicas de cultivo, elección de semillas, productos fitosanitarios, abonado y épocas de realización. Todo revisado por personal cualificado y asesorado por técnicos.

También ofrecemos servicios de intermediación en arrendamientos de fincas rústicas para cultivos, ganadería, etc.

Nuestro servicios se centrarían en los siguientes grupos de actuación:

- Inventario de bienes que permita el conocimiento de la explotación y lo medios de producción. Para ello se realizará un inventario de todos los bienes (Vehículos, maquinaria, instalaciones, elementos de riego, ganado, etc.) y se determinará planimétricamente los terrenos de la propiedad así como la distribución de cultivos en la misma y el personal (fijo y eventual) que trabaja en la explotación.
- Planeamiento de cada uno de los sectores productivos de la finca (agricultura, ganadería, explotación de la actividad cinegética, etc.) adecuándolas a los medios de producción y la capacidad productiva de la finca en cuestión, intentando en todo momento una optimización de los medios y reducción de los costes.
- Asesoramiento de la GESTION llevando un exhaustivo seguimiento del cultivo, técnicas de cultivo, elección de semillas, productos fitosanitarios, plan de riegos, abonado y épocas de realización de las labores.
- Control de suministros y pedidos, y gestión contable.
- Gestión de la ocupación de los trabajadores intentando optimizar rendimientos.
- Control de la maquinaria existente
, velando por el buen uso y mantenimiento de los útiles y maquinaria de la explotación.
- Gestión de la puesta en mercado de la producción intentando elegir el momento óptimo en cuanto a precios de mercado, en colaboración directa con la propiedad.
- Control y seguimiento de cualquier tipo de actividad realizada en la finca y sea encomendada al Técnico.
- Asesoramiento en cualquier tipo de consulta realizada por la propiedad.
- Tramitación de ayudas y subvenciones.